Paz con el Dinero

//Paz con el Dinero

Yo no crecí en un hogar que tuviera paz con el dinero. Tu si?

Mi primera educación con el dinero desde una edad muy temprana fue de estrés, conflicto y malestar. Entonces pensé que así es como debería sentirse el dinero en mi vida.

A lo largo de mis veintes, tuve mucho estrés, conflictos, malestar y deudas con el dinero. Y estoy segura de que mi vida y mi situacion con el dinero habría continuado así si no hubiera sido por el cambio masivo que mi padrastro (Gary Douglas, creador de Access Consciousness®) hizo en su propio mundo financiero y que posteriormente me empodero a eligirlo también.

Al crecer, mi madre y Gary tuvieron problemas financieros interminables y se declararon en bancarrota varias veces.

Cuando tenía 20 años, se divorciaron y en los años siguientes Gary cambió completamente su mundo financiero y hoy dirige un negocio multimillonario internacional de facilitación de la conciencia.

Fue verlo cambiar su mundo con el dinero lo que comenzó a mostrarme lo que era posible.

Tenía tanto dolor con el dinero que comencé a pedirle ayuda, y eso inició una transformación masiva de mi universo que me llevó también a dirigir mi propio negocio multimillonario internacional de facilitación de la conciencia. Es como una versión mini de la de mi padre, pero aún así formidable.

El comienzo de mi paz financiera comenzó con esta pregunta: ¿Amas u odias el dinero?

Cuando me pregunté esto por primera vez, dije: “Me encanta el dinero, por supuesto”. Y él dijo: “Entonces, ¿por qué no tienes ninguno?” Y a esto, no tenía respuesta.

Entonces comencé a mirar lo que estaba sucediendo en mi mundo alrededor del dinero. Y comencé a notar que tenía un innegable resentimiento hacia el dinero la mayor parte del tiempo. Me molestaba que incluso existiera y que tenía que usarlo. Encontré un millón de razones de el porqué el dinero estaba era malo y errado. Y luego tuve que admitirme a mi misma que yo sí odiaba el dinero. Y ese fue el momento en que mi mundo del dinero comenzó a cambiar.

Entonces le pregunté a mi papá cómo cambiar esto y él dijo: “Comienza a duplicar la energía de las personas que aman el dinero”. Así que comencé a mirar las realidades, los sentimientos, los universos y la energía de las personas en torno al dinero y lo que vi que principalmente es que no era facilidad. La mayoría de las personas que conocía odiaban el dinero y tenían muchos problemas con él.

Sin embargo, tuve la suerte de tener dos personas en mi vida que sí tenían una energía de paz y amor con el dinero (ellos, no coincidencialmente, no tenían más dinero que cualquier otra persona que yo conociera). Comencé a duplicar la energía que tenían con el dinero. Algo así como la forma en que aprendes movimientos de baile copiando y repitiendo hasta que obtienes el movimiento de baile en tu cuerpo. Pero en lugar de movimientos de baile, es energía que estás copiando y practicando.

Al principio, se sentía asqueroso y tan extraño que no me gustó mucho. Solo pude duplicarlo durante unos 5 segundos y luego volví a mi energía “normal y cómoda” con dinero. Pero con el tiempo pude sostener la energía de la paz con dinero. No solo la idea de paz con el dinero, sino literalmente la energía de este. Comencé a ser una energía diferente con el dinero, en lugar de odiar el dinero, literalmente.

Cada vez que comenzaba a sentir tensión o enojo con el dinero, lo detenía (algunas veces tenía que forzarme a mi misma) y priorizaba la paz y la facilidad con el dinero en mi mundo. En lugar de irme hacia el enojo, yo sería facilidad.

Sé que esto puede sonar extraño o no realmente válido y podrías preguntar “pero ¿cómo lo haces?”. La cuestión es que tú eliges cómo te sientes y cómo reaccionas ante cada situación de la vida. Es donde ponemos nuestra atención y energía lo que dicta cómo se nos presentan las cosas.

Dejé de hacer los sentimientos malos con el dinero relevantes y reales. Simplemente paré. Y los reemplazé con gratitud y alegría. Y me hice a mí mismo la demanda de que, sin importar lo que costara, tendría paz con el dinero. En lugar de dejar que el dinero y mis “sentimientos” en torno al dinero dictaran cómo yo me sentía en la vida.

Si tenía dinero, estaba en paz. Si no tenía dinero, elegía estar en paz.

Porque después de todo, el dinero no me hace feliz. Sí.

¿Estás buscando descubrir una mayor conciencia, facilidad y paz con el dinero? Encuentra más con Shannon aquí:

www.shannon-ohara.com/conscious/money

¿Qué tal si el dinero podría ser fácil para ti? Únete a Shannon para un intensivo de 2.5 días de DINERO Y CONCIENCIA en Sao Paulo, Brasil (o en línea desde cualquier parte del mundo) y cambie profundamente su panorama financiero. Encuentra los detalles AQUI

Es este el momento de descubrir su realidad con dinero y ACCEDER a la alegría y la paz que el DINERO puede SER.

2019-09-12T11:01:21+00:00September 12th, 2019|Español|0 Comments

Leave A Comment